NOTICIAS

Dos nuevos articulos que pretenden complementar lo propuesto por el texto de Jose Luis Pardo. Nunca fue tan hermosa la basura.

sábado, 3 de marzo de 2007

Genius Loci. El espíritu del lugar

GENIUS LOCI
EL ESPÍRITUDEL LUGAR

Aproximación a una Fenomenología de la Arquitectura.

CHRISTIAN NORBERG - SCHULZ

Genius loci es un concepto Romano. De acuerdo a las creencias Romanas antiguas, cada ser independientetiene su «Genius», su espíritu guardián. Este espíritu da vida a la gente y a los lugares, los acompaña desde el nacimiento hasta la muerte y determina su carácter o esencia. Aún los Dioses tienen su «Genius», lo que ilustra la naturaleza fundamental del concepto. El Genius denota lo que una cosa es o lo «que quiere ser», según las palabras de Louis Khan . No es necesario hacer un recuento histórico del concepto de «Genius» y su relación con el «Daimon» de los griegos. Es suficiente expresar que el hombre antiguo experimentó su medio como algo consistente en caracteres definidos. En particular,reconoció que es de una gran importancia existencial llegar a tener buenos términos con el «Genius» de la localidad en donde su vida tiene lugar. En el pasado, la sobrevivencia dependía de una buena relación con el lugar, tanto en forma física como psicológica. En el antiguo Egipto, por ejemplo, el campo no era cultivado solamente de acuerdo a las corrientes del Nilo, pero la variada estructura del paisaje sirvió como modelo para el trazado de los edificios públicos, los cuales deberían dar al hombre el sentido de seguridad, simbolizándole un orden eterno en su medio.

El «Genius Loci» ha permanecido como una realidad viviente durante el curso del a historia, a pesar de no haber sido expresado como tal. Artistas y escritoreshan encontrado inspiración en el carácter local y han explicado el fenómeno, tanto en el arte como en la vida cotidiana, cuando se han referido al paisaje o a los ambientes urbanos. Por ello Goethe dice: Es evidente que el ojo está educado por las cosas que ha visto desde su niñez, así los pintores venecianos deben ver todo más claro y con más regocijo que otra gente.

En 1960, Lawrence Durrell escribió: Tu tienes que conocer a Europa lentamente, degustando sus vinos, sus quesos, y el carácter de los diferentes países, de esta forma te das cuenta que la
determinante fundamental de una cultura, es después de todo, el espíritu del Lugar.

El turismo moderno demuestra que la experiencia de diferentes lugares es de una gran importancia; aunque estev alor hoy tienda a perderse. En efecto, el hombre moderno ha creído por un largo período de tiempo, que la ciencia y Ia tecnología lo habían liberado de su directa dependencia hacía los lugares. Esta creencia era sólo una ilusión: pues la polución y el caos del medio ambiente aparecieron de repente como un castigo, obligándolo a reconsiderar el problema del Lugar con su verdadera importancia.

Se ha usado la palabra morar, para indicar la relación total entre el hombre y el lugar. Para entender totalmente lo que la palabra morar implica, es útil retornar a la distinción entre 'espacio' y 'carácter'. Cuando el hombre mora, él está simultáneamente localizado en un espacio y expuesto a un cierto carácter del ambiente. Las dos funciones psicológicas involucradas pueden ser llamadas 'orientación' e 'identificación'. Para ganar una fundamentación existencial, el hombre debe poder orientarse él mismo y debe saber donde está. Pero además, debe identificarse él mismo con el medio, esto es, debe conocer cómo él, es un cierto lugar.

Al problema de la orientación se le ha dado una considerable importancia en los trabajos teóricos más recientes de la planeación y de la arquitectura. Y nuevamente nos referimos al trabajo de Kevin Lynch, en donde los conceptos de «nodo», «senda» y «distrito», denotan la estructura espacial básica del objeto de la orientación humana. La interrelación percibida entre estos elementos, constituye una «imagen del medio» y Lynch expresa: «Una buena imagen del medio da a su poseedor un sentido importante de seguridad emocional .» De acuerdo con ello, todas las culturas han desarrollado 'sistemas de orientación', 'estructuras espaciales que facilitan el desarrollo de una buena imagen del medio'. El mundo puede estar organizado alrededor de un conjunto de puntos focales, o estar quebrado en diversidad de regiones conocidas, o estar unido por caminos que se recuerdan ".;,A menudo estos sistemas de orientación están basados o se han derivado de la estructura natural dada. Donde el sistema es débil, la imagen formada llega con dificultad, y el hombre se siente «perdido». El terror de verse perdido viene de la necesidad que tiene un organismo móvil, como el humano, de estar orientado en su entorno . Estar perdido es evidentemente lo opuesto al sentimiento de seguridad que distingue el morar. La cualidad del medio ambiente que protege al hombre contra el sentirse perdido la llama Lynch «imageability» , habilidad de la imagen, que significa: que la forma, el color o los arreglos que facilitan la contrucción de la identidad vivida, fuertemente estructurada, es altamente útil en la imagen mental del medio » Aquí Lynch asume que los elementos que constituyen la estructura espacial son
«cosas» concretas con «carácter» y «significado». Sin embargo, él mismo se limita en la discusión al hacerla sólo de la función espacial de estos elementos, dejándonos con un entendimiento frag-mentario del morar. Sin embargo, el trabajo de Lynch constituye una contribución esencial de la Teoría del Lugar. Su importancia también consiste en el sentido de que sus estudios empíricos deestructuras urbanas concretas, confirmanlos principios generales de organización definidos por la psicología de la Gestalt y por las investigaciones de los niños hechas por Piaget.

Sin quitarle importancia a la orientación, debemos definir que el morar, por encima de todo, supone la identificación con el medio ambiente. De este modo, identificación y orientación son aspectos de una relación total, aunque tengan una cierta independencia dentro de la totalidad. Es posible tener orientación sin existir una verdadera identificación; uno puede transitar y estar bien, sin tener que estar en el propio hogar. Y es posible a su vez, sentirse en casa, sin estar familiarizado completamente con la estructura espacial del lugar. Así, el lugar sólo se experimenta con un carácter general gratificante. Una verdadera pertenencia se da, cuando se supone a las dos funciones psicológicas totalmente desarrolladas. En las sociedades primitivas se encontró que aún, los más pequeños detalles del ambiente eran conocidos y tenían significado; permitiendo el que su estructura espacial pudiera complejizarse cada vez más. En las sociedades modernas, sin embargo la atención se ha centrado exclusivamente en la función «práctica» de la orientación, en donde,l a identificación ha sido dejada al azar.Como resultado, el morar en un sentido psicológico, ha sido sustituido por la alienación. Por ello es urgente el propiciar un entendimiento completo del concepto de 'identificación' y del de 'carácter'. En nuestro contexto, 'identificación' significa el llegar a ser 'amigos' con unmedio particular. Un hombre Nórdico debe estar familiarizado con la neblina, el hielo, y los vientos helados; él tiene que gozar con el sonido crujiente de la nieve bajo sus pasos y tiene que experimentar un valor poético con el estar inmerso en esta vasta neblina, como Hermann Hesse lo hizo cuando escribió estas líneas: «un extraño camina en la niebla! Solitarios son cada piedra y matorral, ningún árbol ve al otro arbol, todasl as cosas están solas...» Los Árabes, a diferencia, tienen que estar familiarizados con la extensión infinita del desierto arenoso y el quemante sol. Esto no significa que su asentamientono lo proteja a él de las «fuerzas» de la naturaleza; un asentamiento en el desierto en efecto, lo primero que logra es excluir a la arena y al sol y, después complementa la situación natural.Pero esto implica que el medio ambiente se experimente como significativo. Bollnow dice: cada dispo-sición es un acuerdo. Esto es, que cada caracter consiste en una correspondencia entre el mundo interior y el exterior yentre el cuerpo y la psique '''.

Para el hombre urbano moderno la familiaridad con el medio natural se reduce a relaciones fragmentarías que lo llevan a tener más una identificación con las cosas artificiales hechas por el hombre, como son las calles y las casas. El arquitecto americano nacido en Alemania: Gerhard Kallmann, alguna vez contó una historia que ilustra muy bien lo queesto significa. Después de la segunda guerra mundial y visitando a su natal Berlín, habiendo transcurrido muchos años de no haber retornado a casa, quiso volver a verla: sospechando que algo le podía haber pasado. Como se lo imaginó, la casa había desaparecido y él se sintió en cierta forma perdido. De pronto reconoció el pavimento típico de su aceraacera, allí donde había crecido y jugado como un niño. Esto le devolvió la seguridad de que estaba en un sitio conocido y querido, como si hubiera retornado a su hogar. La historia nos enseña que los objetos de identificaciónson propiedades concretas del medio y que la relación hu-mana con ellos se desarrolla básicamente durante la infancia. El niño crece en espacios verdes, cafés, o blancos; camina o juega en arena, tierra, piedra o musgo; bajo un cielo nublado o claro; el escarba o arrastra cosas suaves o pesadas; escucha sonidos como el del viento moviéndose en lashojas de algún árbol específico; y el experimenta calor o frío. De este modo el niño consigue experiencias con el medio y desarrolla un esquema perceptual que le determina todas sus futuras experiencias. El esquema comprende estructuras universales que definen la interrelación con los otros hombres, así como, otras localmente determinadas y culturalmente condicionadas.

Evidentemente cada ser humano tiene que poseer un esquema de orientación, y de identificación
La identidad de una persona está definida en términos del desarrollo del esquema, porque ella determina el mundo que le es asequible a él. Este factor se confirma con el uso
del lenguaje común. Cuando una persona quiere decir quién es él, generalmente expresa: «yo soy un neoyorquino» o «soy un romano». Esto quiere decir algo mucho más concreto qué decir «soy arquitecto» o quizás: «soy optimista». Entendemos que la identidad humana está en un sentido amplio, en función de lugares y cosas. Por ello, Heidegger dice: «Wir sind die Be-dingten» . Es así, no sólo importante señalar que nuestro medio ambiente tiene una estructura espacial que facilita la orientación, sino que además de ello, esta consiste en objetos concretos de identificación. La identidad humana presupone la identidad del lugar. Identificación y orientación son aspectos primarios del hombre estando en el mundo. Mientras la identificación es la base para el sentido humano de pertenencia, la orientación es la función que permite que sea aquel «homo viator», lo cual es parte de su naturaleza. Es característico del hombre moderno que por un largo período presente el rol de un buscador ansioso de lugares. Se quiso ser «libre» y conquistar el mundo. Hoycomenzamos a darnos cuenta que la verdadera libertad presupone pertenencia, y que el «morar» significa pertenencia a un lugar concreto.

La palabra «morar» tiene muchas connotaciones que confirman e iluminan nuestra tesis. Primero debe ser mencionado que «morar» se deriva de !a vieja palabra nórdica dvelja, que significa quedar, permanecer. Análogamente, Heidegger relaciona la palabra alemana' wohnen' a 'bleiben' y 'sich aüfhalten'. Mas adelante plantea que aquella del gótico wunian significa 'estar en paz',' permanecer en paz'. La palabra alemana de paz 'friede' significa estar libre, esto es, protegido de los peligros y daños. Esta protección se alcanza con el significado de un 'umfriedung' o recinto. 'Friede' serelaciona también con zufrieden (con-tento), freund (amigo) y la gótica frijón(amor). Heidegger usa estas relacioneslingüísticas para mostrar que morar significa estar en paz en un lugar protegido ". También debemos mencionar que la palabra alemana morar, das gewohnte, significa lo que es conocido y habitual. 'Habitat' y hábito muestran una análoga relación. En otras palabras, el.hombre conoce lo que le ha llegado a ser asequible a él, a través del morar. Retornando al 'Ubereinstimmung» o la correspondencia entre el hombre y su medio ambiente, se llega a la verdadera raíz del problema de 'reunirse'. Reunir significa que todos los días de la vida del mundo se lian convertido en 'gewohnt' o habituales. Pero reunirse es un fenómeno concreto y nos permite enlazarnos con la última connotación de 'morar'. Y es otra vez Heidegger quién descubre una relación fundamental. El expresa que la vieja palabra inglesa, que proviene también de la alta Alemania de 'construir': buan, significó morar y a su vez, está íntimamente relacionada con el verbo ser o estar. Qué significa entonces«ich bin? La vieja palabra bauen, a la que pertenece bin?,Responde: ech bin, du bist, significa: yo moro, tu moras. La manera como tu estás y yo estoy, la forma en la cual los humanos estamos sobre la tierra, es buan, morar. Debemos entonces concluir que morar significa reunir el mundo como un edificio concreto o «cosa», y que el acto arquetípico de construir, es el umfriedung o el recinto. La intuición poéticade TrakI, sobre la relación del adentro y el afuera lleva a esta confirmación, y nosotros entendemos que nuestros conceptos de concretización denotan la esencia del morar.

El hombre mora cuando él puede concretizar el mundo en edificios y cosas. Como lo hemos mencionado antes, la 'concretización' es la función del trabajo del arte; opuesto al a 'abstracción' propia de la ciencia. Nuestra vida diaria consiste de tales objetos intermediarios y, entendemos que la función del arte es reunir la contradicción y la complejidad de la vida del mundo. Siendo un «imago mundi», el trabajo del arte ayuda al hombre al morar. Holderlin fueclaro cuando dijo: «lleno de méritos, aún poéticamente, elhombre mora en esta tierra».
Esto significa que los méritos del hombre no cuentan mucho si el no es capaz de morar poéticamente. Es decir, morar en el verdadero sentido de la palabra. Por ello dice Heidegger: «La poesía no vuela por encima ni superando la tierra para escapar de ella y cernerse sobre ella. La poesía es la que primero entrega al hombre al interior de la tierra, haciéndole pertenecer a ella y de esta forma le brinda el morar . Solo la poesía en todas sus formas, (también como el 'arte de vivir') hace la existencia humana con significado existencial, y el sentido es la necesidad humana fundamental. La arquitectura pertenece a la poesía y su propósito es ayudar al hombre en el morar. Pero la arquitectura es un arte complejo. Hacer ciudades y edificios en la práctica no es suficiente. La arquitectura llega a su esencia cuando un «medio ambiente total se hace visible», retomando la definición de Susanne Langer . En general, significa concretizar el genius-loci.
Hemos visto que ello es posible por el significado de construir lo cual reúne, las propiedades del lugar y las brinda cercanas al hombre. Elacto básico de la arquitectura es así entender la 'vocación del lugar'. De esta manera, protegemos la tierra y llegamos a ser parte de la totalidad comprehensiva. Lo que queremos mostrar no es un cierto determinismo ambiental, sólo reconocemos el factor del hombre, como una parle integral del medio ambiente y presentado así, si el olvida este principio, puede sólo guiarle a la alienación y a la disgregación ambiental.
Pertenecer a un lugar significa tener una fundamentación existencial en un sentido concreto de cada día. Cuando Dios le dijo a Adán: tu serás un fugitivo y deambularás sobre la tierra, el puso al hombre en frente de su problema más básico: cruzar el umbral y reconquistarel lugar perdido.
Tomado de la revista Morar # 1. Facultad de Arquitectura Universidad nacional de Colombia

16 comentarios:

51019 dijo...

"IMAGEABILITY - LA HABILIDAD DE LA IMAGEN".

La normativa vigente en Medellín (POT) tiene como modelo una ciudad compacta, que crece hacia dentro (densificación). Sectores como Laureles están empezando a crecer en altura. Hasta hace poco podía subir a la terraza de mi casa y tener una vista casi a 360° del valle. Las nuevos desarrollos de edificaciones en altura se me presentan como obstáculos. Según el modelo de ciudad y las tendencias demográficas actuales, es muy probable que lo que pueda observar dentro de poco desde la terraza de mi casa sea solamente balcones de edificios.

Me parece oportuno considerar a partir de estas condiciones, que se está construyendo por lo menos en Laureles, un nuevo paisaje, un paisaje conformado principalmente por edificios de 10 o más pisos ¿Qué tipo de paisaje sería oportuno construir? ¿Cómo es consciente el edificio de que hace parte del paisaje, cómo me puede afectar?

Veo gran oportunidad en una arquitectura como código, entendiendo por código la forma que toma la información que se intercambia entre un emisor y un receptor. ¿Cómo puede apropiarse la “habilidad de la imagen” de la piel del edificio? ¿Y si la fachada es un tablón de anuncios de cada habitante? ¿Y si un privado anuncia en la porción de fachada correspondiente a mi apartamento y no tengo que pagar administración? ¿Y si puedo ver ciertas actividades que se desarrollan al interior de los edificios? ¿Qué posibilidades materiales tienen estas inquietudes? ¿Qué es lo menos alienante o lo más participativo? ¿Existe realmente una “contaminación visual”?

lukasgaroca dijo...

Destaco algunos puntos que me parecieron importantes:
- El espíritu da vida a la gente y a los lugares, los acompaña desde el nacimiento hasta la muerte y determina su carácter o esencia.
- la determinante fundamental de una cultura, es después de todo, el espíritu del Lugar.
- las culturas han desarrollado 'sistemas de orientación', 'estructuras espaciales que facilitan el desarrollo de una buena imagen del medio'.
- El terror de verse perdido viene de la necesidad que tiene un organismo móvil, como el humano, de estar orientado en su entorno.
- El morar, por encima de todo, supone la identificación con el medio ambiente. De este modo, identificación y orientación son aspectos de una relación total;
'identificación' significa el llegar a ser 'amigos' con un medio particular.
- Evidentemente cada ser humano tiene que poseer un esquema de orientación, y de identificación.
- El hombre mora cuando él puede concretizar el mundo en edificios y cosas.
- El acto básico de la arquitectura es así entender la 'vocación del lugar'.
- Hombre: parte integral del medio ambiente.

carolina garcia dijo...

hay mucho factores que podrían determinar el espíritu del lugar, yo como costeña y estudiante de arquitectura me permití experimentar sensaciones diferentes al venir a vivir Medellín, creo que al momento de uno diseñar debe tener en cuenta aspectos fundamentales del usuario, como lo es el estilo de vida, de donde es, que estudia, que le gusta.
para mi lo principal es la cultura por que de esto salen muchos factores que determinan el estilo de vida de cada quien.
me tomo a mi misma como ejemplo ya que cuando comencé a vivir en Medellín no me sentía ubicada, no me acomodaba en ningún lugar y sentía que me faltaba algo, creo que esto se debió a que tan diferentes son la cultura de los costeños y la de los paisas, ya que yo venia acostumbrada a estar recorriendo lugares donde uno podía estar hasta la hora que quisiera sin estar preocupado por la hora y por la inseguridad, podía charlas en la terraza de mi casa hasta tarde horas y muchas otras cosas, que cuando uno llega a una ciudad como Medellín se estrella, ya que es súper gigante, insegura y muy construida por edificios, que dan la sensación de encierro y que me hacían sentir que estaba en un lugar donde no me sentía bien, creo que lo que exprese anteriormente se acopla mas al espíritu del lugar, en este caso de la ciudad y que yo sentía que no conformaba parte de ese espacio ya que no pertenecía a esa cultura y por ello viene arraigado lo demás, como lo son los lugares que frecuentaba, las calles que recorría a diario, las casas de los que conocía y el mar, todo esto me llevaba a sentirme sin identidad propia y que por mas que transcurra el tiempo nunca voy a encontrar ese espíritu del lugar en otro lado donde no me sienta identificada.

Diana dijo...

Yo entendería que, mas que el lugar tenga un “espíritu”, el hombre se lo da, o lo codifica, teniendo entonces el lugar no un espíritu colectivo, sino, muchos espíritus individuales, donde el lugar no posee algo inherente, un espíritu, sino que este se da por la relación lugar_morador; ya que, si al final lo que se añora es una recuerdo mental del lugar, es decir una imagen (entendiéndose la imagen como una nueva lectura, una representación) esta no vivirá de manera distinta en cada uno de los moradores?
: “Es mas fuerte en estos lugares el relato impuesto por otro (entendiéndose el otro como el morador) que la geografía de soporte. Son geografías anuladas en una identidad superpuesta que cubre el territorio, dirige la mirada y condiciona la percepción”.= codificación

Pero decir también que a cualquier lugar se le puede asignar cualquier codificación, dependiendo solamente de la voluntad del hombre, es ya abstraer el lugar de sus condiciones físicas, no siendo ya este algo concreto, sino un espacio sometido a la alineación que en la lectura mencionan.
Yo podría entender mejor, que el espacio y el hombre, tienen ambos, caracteres predeterminados, y al relacionarse, arrojan afectos, impresiones, símbolos y recuerdos, que sumados resultan el lugar.
Así entonces, en ese orden de ideas, si el lugar es un espacio construido por afecciones, estas se concretizan o se vuelven visibles en las marcas,en las huellas, terminan en los objetos. (siendo esto simbólico, y no comprendiendo la relación morador _ objeto como una relación banal, si no entendiéndose en los objetos, la huella de lo deseado o lo vivido, la huella de una afección).
Así, podría entender que “El mundo puede estar organizado alrededor de un conjunto de puntos focales”

geoze35 dijo...

LAS IMPRESIONES.

"Hoy comenzamos a darnos cuenta que la verdadera libertad presupone pertenencia, y que el morar significa pertenencia a un lugar concreto."

La impresión, como acción que imprime un simbolismo en algo o alguien, este simbolismo puede ser considerado una marca, una señal, o un efecto que puede causar alteraciones tanto físicas, como metafísicas (del alma o de los sentimientos). El nacimiento es un ejemplo perfecto, todos los que rodean la criatura, le buscan parecidos, “ahí como se parece al papá”, “mira tiene los ojos del abuelo”, “salio con la misma nariz de la mamá”…impresiones, y es así como los acontecimientos marcan la vida de los que fueron señalados. Estos acontecimientos contienen una dualidad de lo muerto y lo vivo, es por ello que los “recordamos” a partir de experiencias las cuales se incitan en las imágenes. Para que exista, necesitamos de haber vivido algo, y haber tomado de este una imagen, es así como funciona la dualidad. En la arquitectura se puede evidenciar a partir de hitos, o paisajes, demostrando así el componente anecdótico que está implícito en las impresiones de algo. Condenaría los componentes intangibles de la arquitectura inacabada si dijese que lo construido no se COMPLEMENTA con una alteración de las percepciones humanas, lo que es complicado seria pretender construir y creer que podemos imprimir y hacer que la alteración sea algo controlado por nosotros “agarrémonos de las manos e impregnémonos del espíritu del lugar”. Es por ello que un ámbito de la vida cotidiana con la que me gustaría hacer juego en la arquitectura, comprende el consumo y su correlación con la ideología que se vende…“los modelos”, entiendo el comentario de 51019: la publicidad como impresor de paisajes. “…¿existe realmente una contaminación visual?...”. A partir de la imagen publicitaria, ya que se trata (como lo dije anteriormente) de una ideología del deseo personal, lo que puede ser controlable es el tipo de usuario al que queremos que le llegue la información, un ejemplo es con las publicidades de DIESEL estas están dirigidas a un tipo de público y es este, el que se impresiona con la imagen que le venden, aunque halla casos extraordinarios de otro tipo de público al que le afecte la misma imagen. En conclusión la impresión que crea el lugar, es el que da paso al morador y de ella la pertenencia.

Julian dijo...

Pienso que el espíritu del lugar es interpretado por el hombre, quien lo caracteriza y lo incorpora a sus esquemas mentales. El hombre encuentra pues en este lugar características que vuelve familiares y de esta manera se establece una relación íntima entre el morador y su morada, en la cual dota de carácter al espacio que habita; de esta manera el logra identificarse y orientarse en el mismo.
Pero… ¿El lugar tiene un espíritu o es el hombre quien se lo otorga? ¿O lo descubre?
De esta manera ¿Un lugar podría tener varios espíritus o es el mismo que se comunica de una manera diferente con cada morador?
Tal vez los mismos elementos producen sensaciones distintas en cada morador, quien las caracteriza de una manera diferente y descubre una parte de ese espíritu…

limon dijo...

Es la mirada la que afecta!!!! el lugar es detonado inicialmente por las percepciones estrechamente ligadas a las afecciones!!!... ¿por qué creamos mapas mentales? y de que elementos nos valemos para crear estos espacios mentales???? cómo nos hizo la cultura a cada uno, nuestras vivencias, y muchas mas cosas de formas individuales que nos dibujan lugares personalizados cargados de valores simbólicos???… por ejemplo pensemos en algún recorrido,,, de la universidad a la casa, sin darnos cuenta la mirada se condiciona y esto es evidente cuando algo nos hace falta, como un edificio, una persona,,, entre otras.

¿Cuál es el lugar humano?, y que es morar hoy?? Donde nuestra vida tiene lugar en este momento?... Me apasiona pensar en los comportamientos.. desencadenados por una serie de elementos que crean una coreografía, qué es un sombrero? Una flor? Una silla? Qué es mi hogar??

De la clase pasada me gustaría resaltar algo que me dejo pensativa… y es pensar en la casa en función de los muebles como objetos móviles estáticos,, que generalmente están en la misma posición….. Adoptando el riesgo, sin anteponerme a decir que fracasara, que es incomodo, y no servirá, se podría especular, experimentar, errar.. Por ejemplo sobre una casa de 15 metros cuadrados donde los muebles se suprimen hasta los mas necesarios y se apilan devolviéndoles esa movilidad… De esto se podría sacar provecho digamos que de activar actividades comunes,,, como no cabe una lavadora en esa casa,, se puede pensar en hacer un salón con servicios de lavandería, o comedores públicos, huertos, asientos comunes, que provocarían una cohesión social ¿??? Cuál es el grado de disponibilidad para la vida????¿¿¿normativas cambiantes???... y creo que de esto se trata la teoría… de atreverse y arriesgarse.

Recomiendo de Martin Heidegger; “Construir, Morar, Pensar”…en la página: http://www.heideggeriana.com.ar/textos/construir_habitar _pensar.htm

y propongo como método para estimular la participación en los debates vernos alguna película!!!

ANDRES OSORIO dijo...

pienso que somos seres que de una u otra forma nos adaptamos al lugar y lo hacemos parte de nosotros trasformandolo y configurandolo a nuestro propio habitar lo relaciono con el simple de hecho de uno ser turista donde uno llegua a conocer y esperar que las personas propias del lugar te muestren de una forma propia lo que ellos cotidianamente viven, recomiendo con el programa "simpre viajero nunca turista" donde el presentador simpre se adapta al lugar y busca las cosas que un turista normal nunca encontraria, acondicionandose a la cosas que le debe hacer y las cosas que el lugar le muestre... el apropiarce del lugar hacer de lo cotidiano una forma de cambiar el habitar y el lugar..

LUNA dijo...

El hombre pude interpretar un Lugar de muchas formas de acuerdo a lo que es o ha lo que necesita de ese Lugar; es asi como el Lugar empieza a tener varios espiritus ya que cada cosa que este en este Lugar cualquier persona le da la caracteristica que ella crea o perciba.
Por ejemplo cuando uno como estudiante de arquitectura va a otro pais a conocer percibe y codifica los lugares muy diferente a como lo haria otra persona que no este relacionada con la arquitectuta.

luis h dijo...

cualquier lugar del mundo tiene un sin fin de significados y de vivencias, gracias a que cada persona, que lo vicita va a ver y sentir cosas diferentes en el, lo cual logra que se despierten diferentes intereses en el lugar. por ejemplo no es la misma persepcion de un lugar a los ojos de un aquitecto, a la percepcion de cualquier otra persona, pero sabiendo que puede ser un lugar magico para los dos pero mirado desde diferentes perspectivas, pero estas miradas logran darle un espiritu al luga por despertar atraccion y sentimientos hacia esas personas.

juan sebastian betancur dijo...

me intereso hacer el comentario despues de la charla ya que entendi un poco mas sobre el tema.

el espiritu del lugar es un sinonimo de referencia y de ubicacion, pues el hombre siempre va atener un referente que le indique en donde se encuentra localizado. pues esto te da la sensacion de seguridad y proteccion , o acaso ¿uno podria desembolverse tranquilo en una naturaleza que no conoce?
es por esto que es el arquitecto quien da la respuesta a estos espacios de los que las personas se apropian, y le doy respuesta a una pregunta que siempre me intrigaba. ¿en que se basa un arquitecto cuando se diseña una casa? pues aunque parece una pregunta facil no lo es, pues el solo echo de saber que las personas tienen abitos diferentes no lo aproxima a uno mucho al diseño. pero la respuesta de que uno debe diseñar para los elementos que se encuentran en una casa me parece algo acertado.

(DBS) - (:) dijo...

El lugar es una de las herramientas mas importantes que tiene el arquitecto para asi poder decifrar que tipo de arquitectura se debe de hacer en una locacion determinada. El arquitecto al estudiar el entorno, es capaz de sacar miles de conclusiones que se debe de hacer, inclusive en muchos casos el lugar le da al arquitecto el punto de partida para crear el lenguaje del edificio, su revestimiento o hasta su misma forma. Todos los lugares tienen un caracter diferente, y en todos los lugares se percibe cosas diferentes las cuales hacen a ese lugar unico. El lugar cambia no solo en su forma natural, ( su topografia ) sino en su parte cultural, y en la idiosincracia de cada pais o region.

andres prado dijo...

Cada lugar obedece a ciertas características que lo hacen único dentro de una gama de lugares similares, y esas son las condiciones que son propias del lugar y aunque puedan darse de manera similar en otras partes, en algún punto o momento resulta ser diferentes puesto que se modifican de acuerdo a las vivencias propias de los habitantes de un lugar.

Estas condiciones están muy ligadas a los fenómenos naturales, sociales, de creencias e ideologías, y a su vez son las que le dan carácter y significado al territorio.

Los árabes y los esquimales conciben sus lugares de habita de manera totalmente opuesta puesto que las condiciones geográficas, de vida y otros factores son talmente opuestas, por ejemplo la arquitectura árabe presenta aberturas y patios para tratar de mitigar el calor, con grandes espacios, mientras que la arquitectura de los esquimales es totalmente cerrada y con trucos bioclimaticos que le permiten mitigar el calor, esto son aspectos todavía muy superficiales sobre estas arquitecturas pero que permiten entender la diferencia y la idea de lo que estoy planteando. Entonces, Todas estas características influyen en la manera de concebir el mundo, en la manera de vivir, de pensar, de relacionarse, de vestir, de hablar, incide en lo cultural, en lo social, en todos los aspectos de una comunidad y esto es lo que caracteriza y le da significado a un lugar, en esencia es el alma del territorio.

edison l dijo...

el lugar no es solo un espacio donde habitar si no que lo es todo pues sin este la tranformacion humana no tendria curso ya qiue sin un espacio para habitar no tendriamos manera de creser, evolucionar,y reproducirnos todo esto en un solo lugar... asi que el habitad o el lugar sea donde sea es indispensable para la sobre vivencia humana y de todo lo que nos rodea .

mn_35^.^ dijo...

“Para el hombre urbano moderno la familiaridad con el medio natural se reduce a relaciones fragmentarías que lo llevan a tener más una identificación con las cosas artificiales” Estoy de acuerdo que la forma como uno se apropia de un lugar es precisamente con esas cosas u objetos que te permiten identificarte en el lugar y por lo tanto te orientan, y te hacen sentir segura en él. Claro ejemplo de ello es mi caso, q he tenido la experiencia de vivir en 6 casas diferentes. Al principio, cuando estoy en ella por primera vez se siente un lugar extraño, totalmente nuevo, pero tan pronto empiezo a poner mis cosas, esos objetos viejos q han estado conmigo siempre, y que ya estaban en la casa anterior, y ahora están en un nuevo espacio, que TENGO que tengo asumir como mi nuevo hogar (aunque en algunas ocasiones no me haya gustado) hacen que la percepción de estar en un sitio extraño apenas ubico mis cosas disminuya considerablemente. Por alguna razón eso hace que me sienta orientada en ese lugar, cómoda, como si ubiera estado antes ahí, aunque tal vez ese nuevo lugar no sea de mi completo agrado esos objetos q me identifican hacen q el espacio deje de ser un NO- LUGAR para mi. Que al contrario, cada vez q lo habito más o lo moro más, sienta q pertenezco más a él. Que sé que si no fuera gracias a esos elementos q siempre me acompañan en el espacio, la identificación de ese lugar como mi nueva morada sería realmente dificíl.

Anónimo dijo...

[url=http://aluejxfttk.com]PPWEFnOPnOwVtH[/url] , zmjmMJvrTLEs - http://iluubcb.com