NOTICIAS

Dos nuevos articulos que pretenden complementar lo propuesto por el texto de Jose Luis Pardo. Nunca fue tan hermosa la basura.

martes, 13 de marzo de 2007

QUADERNS 238-Hiperubano
Editorial
PERFECTA DISTRACCIÓN
Fotografias de Xavier Ribas




Primera escena: Un grupos de jóvenes improvisando un partido de fútbol en el descampado de un polígono industrial entre mesas plegables con los restos del almuerzo dominical pudriéndose al sol. El trabajo fotográfico con el que se inicia este número desgrana la paradoja de un territorio inservible colonizado por una población de sombrillas de colores, sillas plegables, manteles de hule, bolsas de plástico, neveras portátiles y radios sonando a través de la puerta abierta del coche: la ocupación multitudinaria de los espacios precariamente urbanizados y sin codificar de ese escenario periférico, pero indudablemente metropolitano, no constituye una imagen explicable desde la lógica estricta del extrarradio, pues no se trata de una situación generada por el suburbio mismo, sino que responde, por el contrario, a una saturación urbana, a un desbordamiento de la ciudad. Así, la invasión desacomplejada de estos escenarios inverosímiles e impropios puede entenderse literalmente como una forma de descompresión de la ciudad, una decantación o una excrecencia del exceso y del ajetreo urbano.
Segunda escena: un páramo vacío. Entre la vegetación asilvestrada e irregular, algún poste telefónico, una farola, un banco medio hundido en un talud. En segundo plano, una arquitectura en ruinas de origen y estilos difícilmente reconocibles: tal vez los restos de una caserón de neoclásico, o quizás la estructura de madera chamuscada de una antigua casa victoriana. El parecido, el solapamiento incluso, entre los centros históricos de la ciudad originaria del capitalismo fordista, Detroit, y de una las capitales que experimentaron una represión mayor por parte de los regímenes totalitarios que desbastaron Europa oriental durante la guerra fría, la Budapest de Ceaucescu, parecería increíble si no fuese porque en ambos casos el paisaje urbano resulta, curiosamente, igual de absurdo irracional por sí mismo. En cierto modo, suponen una transposición de un escenario propio del abandono periférico (vacío, desertitación, desurbanismo) al centro de la ciudad. Formulan, en definitiva, la paradoja inversa a las imágenes de la primera escena.

A partir de la paradoja que se establece entre las imágenes de la primera y la segunda escena, pretendemos trazar un itinerario por diversos lugares en los que el fenómeno de lo urbano se aproxima a un relativo paroxismo. Se exploran situaciones que se producen en contextos muy particulares de la ciudad y que responden a la idea de lo hiperurbano, o de lo urbano llevado al extremo de su saturación espacial y de signos: los barrios centrales, los mercados de uso intenso, la parcela mínima, en el límite de la existencia, las ocupaciones marginales de los espacios residuales en el centro, que por su medida se encuentran al margen de toda consideración especulativa... en definitiva, una serie de situaciones cuyas condiciones de densidad, concentración y intensidad de uso superan notablemente los niveles habituales del tejido urbano. Entre el inconsciente suburbano y la sobrerrealidad hyperurbana se encuentren probablemente las formas más verosímiles de una ciudad posible.


Si paseamos por la periferia de Barcelona una mañana soleada de domingo descubriremos un paisaje curioso. Entre las autopistas y los bloques de viviendas, entre las zonas industriales, los centros comerciales y los complejos deportivos; entre los parques naturales y los parques temáticos, en los límites de toda esta urbanidad contemporánea, encontraremos unos espacios marginales donde la gente recala semanalmente para pasar su tiempo libre. La cuestión es: ¿Por qué la gente convierte estos espacios residuales en el centro de sus actividades de ocio dominical?Lewis Baltz decía que los reductos más salvajes del mundo occidental se encuentran en la periferia de las gran ciudades (de hecho la idea de parque natural implica una cierta intervención y una larga lista de prohibiciones). Según Baltz, en los espacios marginales que se encuentran en los límites de lo urbanizado es donde más podemos experimentar la ausencia de orden y de las leyes sociales que lo regulan. Los espacios marginales de las periferias urbanas, como la isla Citerea de Watteau, son parajes superfluos, en los límites de lo estrictamente necesario, donde se pueden llevar a cabo actividades tan anodinas como pasear, leer o comer al aire libre, simplemente por el placer de la distracción sin intermediarios.Se puede argumentar que la ocupación de estos espacios responde a una situación desesperada. O, como dice Albert Camus en El primer hombre, que a los pobres les toca vivir eternamente rodeados de nombres (y espacios) comunes. Sin embargo visitando las catedrales del ocio organizado, como Isla Fantasía, Port Aventura o Montigalà, he encontrado más placidez en los solares adyacentes convertidos en improvisados comedores de domingo, que en su interior. Da la impresión que detrás de esta improvisación hay más de voluntad que de accidente. Es posible, entonces, que el interés por estos espacios sea más bien el resultado de la toma de conciencia de que la periferia es un espacio de libertad. O, dicho de otro modo, que la libertad solamente puede surgir en un espacio residual y que, por lo tanto, puede dar una imagen desoladora.

13 comentarios:

Nadia Arango dijo...

Creo que la libertad se da principalmente por la ausencia de control. Creo que no es necesaria la concepción de espacio residual si no mas bien de un espacio para todos.
Creo que actualmente las ciudades invierten demasiado en “espacio publico” pero en realidad estos espacios no son tan públicos. Están condicionados con normas y leyes
Por mantener la imagen y olvidan la esencia. Creo que lo publico no se basa en espacios aparentemente bellos, creo que deberían ser espacios realmente humanos.

juan sebastian betancur j dijo...

estoy deacuerdo con algunos comentarios cuando se habla de libertad, se habla de usencia de leyes. por eso las periferias se convierten en espacios de ocio, no es dificil entender que a veces la soledad o habitar un lugar donde no te conocen o no eres nadie, te da esa sensacion de libertad que a veces se hace tan dificil de encontrar. es por esto, me parece que son espacios a los que se les encuentra ese efecto de descanso, donde no existe ningun otro elemento de distraccion que provoque otra accion diferente a pasear, comer, leer......

51019 dijo...

La imagen estática como difusión de la arquitectura. La imagen estática como arquitectura.

Me parece que aquí hay una relación muy estrecha entre la manera de difundir, publicar la arquitectura y la arquitectura misma. Creo que si el código para comunicar una arquitectura ha sido la imagen estática es porque en ella se ve la oportunidad para mostrar o re-construir sus atributos más atractivos, que mcuhas veces pueden estar asociados a momentos inexistentes de la experiencia de esa arquitectura...

En http://0300vd.com/ proponen un código alternativo a la imagen estática como medio de difusión de la arquitectura, por medio de videos, haciendo el ejercicio de "habitar" aquellos proyectos emblemáticos, los publicados, abriendo nuevas posibilidades y variables en la discusión de la arquitectura, que yo diría menos opacas, más transparentes y todo lo que esta condición implica. Esto es lo que exponen:

"0300VD
La arquitectura se habita, recorre e inserta en un lugar para acoger los actos humanos. Muchas veces las publicaciones obvian lo anterior. Las fotografías expuestas construyen una imagen simulada donde hasta el peor edificio puede parecernos contundente.
Como respuesta proponemos otra aproximación para la difusión de Arquitectura.
El producto propuesto, entonces, se informa por 3 variables: Filmación: La Arquitectura habitada, recorrida, lejos de lo que ofrece una publicación de imágenes estáticas. La Arquitectura puesta en escena como soporte de un momento específico. Argumento:Netamente Crítico, nos interesa promover la discusión de Arquitectura desde una aproximación literaria específica e inédita. Canción: Genera la atmósfera (o carácter) del video, determina su duración, como a su vez potencia las ideas declaradas.
Consideramos la intuición, la herramienta esencial para la construcción de este producto".

Me parece que esta es una manera evidente de cuestionar la imagen estática como código ("forma" que adquiere un mensaje) para comunicar, difundir, mostrar la arquitectura... La imagen estática es limitada cuando sabemos que hay cierta arquitectura que no se deja fotografiar fácilmente, que la imagen estática que podamos construir de ella la puede reducir, pervertir, distorsionar... Me parece oportuno evaluar la higiene, la pureza, la perfección, la pulcritud de la imagen hoy y más si hacemos una arquitectura que así quiere mostrarse, que necesita superar la tradición moderna que la limita hoy.

Veo en la distancia y el tiempo (frecuencia) dos variables importantes en la construcción de la imagen, son esas variables las que la hacen estática o cinética, unívoca o participativa, completa o incompleta, abierta o cerrada...(sin tratar de establecer un orden categórico con lo anterior).

¿Qué atributos de la imagen estática y cinética pueden ayudar a configurar otra arquitectura?

Jefferson Arroyave dijo...

Desde mi punto de vista creo que la libertad es no tener una serie de leyes condicionando a las personas, pero si nos ponemos a analizar nos están generando demasiados espacios públicos para la libertad y esparcimiento pero igual consigo traen una serie de leyes que nos condicionan y no nos dejan hacer una serie de actividades que nos gustarían hacer sin afectar el entorno ni otro ser humano.
Lo que estamos creando son espacios de foto no de esparcimiento, libertad y libre expresión.

Lukasgaroca dijo...

Es interesante observar como en nuestra ciudad estos espacios residuales se transforman y adquieren diferentes usos, dados de acuerdo a su lugar de emplazamiento, a su entorno, a su topografía, a sus visuales:
1. La "pista de Simesa"-un gran parqueadero abandonado (o lo que quiera que haya sido) localizado entre los municipios de Bello y Copacabana, se convierte, especialmente los fines de semana en escuela de conducción y a la vez en lugar de permanencia, descanso, etc (mientras el papa o el hermano mayor, o el tio le enseñan a conducir al hijo, la mamá, la hija, las tias, los amigos del hijo, etc. aprovechan este momento para ir a observar-cuidar al que esta aprendiendo, realizando esta actividad a manera de "picnic".) Es posible que este lugar se transforme en dichas actividades, pues tiene una gran cuadrícula de vías en diferentes condiciones, separadas por zonas verdes, y además, se encuentra separado de las vías corrientes de la zona lo que evita accidentes dentro de la ciudad.
2. El "Alto de San Felix"-un gran mirador localizado en Bello, que cuándo las condiciones climáticas lo permiten se convierte en espacio para los practicantes de Parapente, funciona como pista de despegue y aterrizaje.
3. Cabecera del Aeropuerto Olaya Herrera-Pequeño espacio residual localizado a un extremo de la pista que se convierte en lugar privilegiado para ver despegar y aterrizar aviones y helicópteros.
4. Parte alta de Pajarito-Aunque ya esta siendo urbanizado casi en su totalidad y no se cuáles serán sus condiciones actuales, esta gran "manga", se convertía en el lugar privilegiado para elevar cometas cuándo las condiciones climáticas y/o atmosféricas lo permitían.
5. Es común ver como en los barrios las "calles mochas" o poco transitadas se convierten en cancha de fútbol.
6. Zonas verdes escondidas y bosques alejados usados por personajes que los utilizan como "guaridas" donde se sienten con libertad de comportarse, hacer, o consumir lo que quieran.

andres prado dijo...

Es valido anotar que los espacios residuales a los que haremos mención a continuación presentan actividad regular mas no permanente, lo que encierra unas características variadas para cada ocasión.
La sensación de libertad se da en los espacios residuales, debido a que no son espacios congestionados ni intervenidos en gran parte por el hombre y que están alejados del común que nos rodea normalmente a lo largo de nuestras actividades cotidianas. Entonces estos espacios permiten “escapar” de la cotidianidad, de la regularidad y permiten establecer nuestras reglas y la manera de habitarlo. En esto pienso que esta la libertad en el espacio y es lo que hace que se vea diferente.

Anónimo dijo...

oswaldo galvis

las intervenciones de espacio publico todas no quieren decir que sean buenas, en muchas ocasiones al intervenir un espacio publico y no tener en cuenta su vocacion o las actividades que se desarrollan en el, se daña, la intervencion puede ser buena, pero le dañas el atrayente principal del lugar sino no lo incorporas al diaseño.
el condicinar a un usuario a realizar determinada actividad, ya deja de ser libertad de vivivencia del espacio, en la conferencia del lunes 26 se muestra como un espacio es apropiado por el habitante, el sitio no tiene ningun tipo de intervencion arquitectonica y aun asi se desarrollan activides propias de el sitio,que es la cabecera de areopuerto, al momento en que fue intervenidad con el fin de causar orden, deja de ser usada por el habitante, por que el atrayecte principal se pierde.

geoze35 dijo...

No creo en la libertad como espacios sin ley ni restricciones, no creo además en la ley que somete el espacio; creo más bien en lo urbano, entendido como la necesidad colectiva de esparcimiento (sin que este se torne autoritario por ninguna de las partes). Creo además que lo urbano, se da cuando la simpleza minimalista actual del espacio público queda en el trasfondo de las actividades que hacen variaciones al espacio, en la colectividad de las situaciones públicas, a lo que yo llamo urbano, es donde se vive la fluidez de la ciudad, estas a la vez son las que mantienen viva la ciudad, actividades que han sido segregadas de los núcleos sociales de las viejas ciudades, un ejemplo claro fue la plaza de mercados en contraposición a lo que actualmente es la plaza de la luz, la colectividad a flor de piel en contraposición a la actual concepción de espacio público donde el paisaje representativo es el espacio vacío (el ideal moderno), la soledad, que de cierta forma es aquella que limita la colectividad, el esparcimiento, y por ende se pierde la libertad, pues se coarta la creatividad al plano más amplio (aparentemente) de acción…el vacío.

julian dijo...

El espacio desde la perspectiva del hombre debe ser habitado según su funcionalidad, pero cuando lo que éste busca es un espacio para la expansión, relajación u ocio casi siempre busca lugares donde se pueda compartir con quien desee que no quede muy alejado de casa pero que brinde cierto estado de privacidad, por ello los espacios periurbanos son la mejor elección a la hora de pasar ratos alejados de la cotidianidad.
Los cambios de aires y también de perspectivas permiten que el habitar un lugar sea mucho más placentero.

carolina garcia dijo...

Esta lectura nos hace entender que hay diferentes formas para el desarrollo de la ciudad y deferentes formas de transformación de un espacio a través del tiempo, uno es la absoluta población o el absoluto abandono, todo depende de toda la comunidad pues generalmente “al pueblo que fueres has lo que vieres” y que no se si afortunada o desafortunadamente sin los dos extremos de las posibilidad, el hombre se caracteriza no por acoplarse a un entorno si no por transformar el entorno a lo que necesita para desarrollarse como individuo o como familia, generalmente la necesidad de espacios para la recreación y el poco acceso de algunas comunidades a este tipo de espacios hace que el hombre busque la forma de proponer este tipo de espacios dentro de su pequeño territorio, la gente busca un lugar que se identifique plenamente con su estilo de vida y no se les da nada ir transformando un lugar sin pensar en las consecuencias que sus actos tengas.

Las fotografías de las que se hablan en la lectura son el fiel reflejo de la realidad mundial en cuanto a urbanismo y población si las ciudades no están inicialmente planificadas en su totalidad es cuando encontramos que se presentan estos dos casos en los que no hay ningún tipo de control, y esto provoca un fuerte desequilibrio en el desarrollo de las ciudades.

limon dijo...

"¿Por que la gente convierte estos espacios residuales en el centro de sus actividades de ocio dominical?" ¿no-lugar podría en algún momento volverse afectivo y hacer parte de estos espacios residuales???...

Se me ocurre que estos espacios están fuera de la idea de consumo... ¿qué amigos tenemos que hayamos conocido por fuera del consumo??? (vivimos identificados en grupos sociales afectivos por consumo)

andres prado dijo...

Esta claro que el concepto del espacio publico obedece a que es usado por las comunidades para lo que lo necesiten, esto supuestamente, si y solo si se encuentra dentro de las reglas sociales. La saturación urbana de espacios y su manual de uso, son los ocasionadores de ese fenómeno de reconstrucción urbana y del reencauche de los espacios en multiusos, donde las personas ejerzan su soberanía en cualquier lugar, haciendo lo que ellos quieran en el momento de imponer sus voluntades. A su vez, esto en vez de desdibujar la ciudad, le imprime un nuevo valor de “vitalidad”, puesto que muestra que la ciudad esta dispuesta a acomodarse al movimiento que se requiera, y que es tan flexible y diversa como se pueda.

mn_35^.^ dijo...

La apropiacion de espacios residuales que se generan a partir de un desbordamiento de la ciudad y como una forma de descompresión de la misma, se expone en este texto como un escenario inverosimil e impropio. Pero a que llamamos un espacio inverosimil e impropio? a todo aquel q no fue pensado con una propuesta previa de diseño arquitectónico, sino que fue generado por el suburbio mismo respondiendo a unas necesidades inherentes a ellos, y tal vez ellos mejor q nadie entienden lo q necesitan y por esto hacen su propia interpretacion de sus necesidades en dicho lugar. Que tal vez sea improvisado y no sea “esteticamente” el más bonito (tomando como bonito en este caso aquello que la gente normalmente considera bello de un lugar, que muchas veces los espacios periféricos se consideran como feos y precarios) pero si lo suficientemente bueno como para que el individio se apropie del lugar, lo haga suyo, lo disfrute. Y éste tal vez sea un espacio mas verdadero que cualquier otro.
Un espacio con los mejores materiales, un moderno amoblamiento y demas no lo convierte en un espacio verosimil, aveces son estos espacios los que se convierten en no lugares, porque no fueron pensados para responder al individuo, porque se siente como un lugar ajeno a ellos, impenetrable, en algunos casos segregador en vez de integrador y por lo tanto no les interesa pertenecer y pernanecer en el simplemente porque se preocuparon en q se viera esteticamente bellos. Tal vez esa busqueda y formación de escenarios urbanos incocientes es debido a la falta de espacios que se consideren presisamente como propios.